Alexey Brodovitch, un zar en la dirección de arte

Alexey Brodovitch

Alexey Brodovitch fue fotógrafo, diseñador gráfico y profesor. Aunque quizás su faceta más conocida sea la de Director de Arte para la revista Harper’s Bazaar y también reconocido por ser el mentor de algunos fotógrafos como Richard Avedon, Hiro, Irving Penn o Garry Winogrand.

Alexey Brodovitch (1898-1971) nació en Ogolitchi, una población de la actual Bielorrusia dentro de una familia aristocrática y rica. Estudió en San Petersburgo y más tarde en la Academia Militar.

Combatió en la Primera Guerra Mundial, al estallar la Revolución Rusa en 1917, se convirtió en primer teniente de ejército blanco del zar por lo que finalmente tuvo que exiliarse.

Alexey Brodovitch en el exilio

En 1920 se instaló en París. Allí trabajó como pintor de escenarios para ballets rusos en la ciudad, mientras estudiaba pintura.

Su primer gran éxito le llegó después de ganar un concurso de carteles, en 1924,  para un teatro local. El segundo puesto fue para un cartel creado por Picasso.

En 1925 obtuvo cinco medallas en la Exposición Internacional de Artes Decorativas de París. Pronto encontró trabajo como diseñador en la agencia publicitaria Maximilian Vox.

Maximilian Vox

En París conoció a Picasso, Jean Cocteau Matisse. También se dedicó a la ilustración de libros para editoriales de París y Londres.

Se había convertido en uno de los diseñadores gráficos comerciales más respetados en París, pero para Brodovitch París comenzó a perder ese espíritu de aventura que tenía años atrás.

Su carrera en Estados Unidos

Cuando le invitaron a ir a Filadelfia para dar clases de diseño en  la “Philadelphia College of Art” no lo dudó.

Así fue como en 1930 Alexey Brodovitch emigró a Estados Unidos donde trabajaría como director del departamento artístico de publicidad de la hoy llamada University of the Arts (UArts).

Influído por la Escuela de la Bauhaus, el Dadaísmo y el Constructivismo Alexey Brodovitch revolucionó el diseño.

Harper's Bazaar portadas

En 1934 fue nombrado director artístico de la revista Harper’s Bazaar y un año más tarde renovó el diseño de la revista. Brodovitch fue Director de Arte de Harper’s Bazaar durante más de dos décadas; desde 1934 hasta 1958.

portadas de la revista Harper's Bazaar

En Harper’s Bazaar, Brodovitch trabajó con artistas europeos como Man Ray, Salvador Dalí o Cassandre. Así como fotógrafos de la talla de BrassaïHenri Cartier-Bresson; Alexey Brodovitch fue el primero en encargar trabajos a fotógrafos emigrados como la fotógrafa autíaca Lisette Model y o el suizo Robert Frank.

Como véis ¡nivelazo de colaboradores tenía Alexey!

Harper's Bazaar

Aunque comenzó con un estilo más bien ostentoso, a veces hasta excesivo, Alexey Brodovitch llegó a crear refinados diseños de página hasta el punto de conseguir una simplicidad absoluta. Se nota su evolución en 20 años de la revista.

Paralelamente, Brodovitch impartió clases y conferencias en diversas instituciones. Entre ellas se encuentran la Cooper Union, la Universidad de Nueva York o la New School for Social Research.

La publicación “Portafolio” está considerada el uno de sus mayores logros. La revista capturó el trabajo dinámico de algunos de sus estudiantes del Design Laboratory, incluyendo Irving PennArt Kane o Richard Avedon.

revista Portfolio

En 1954 se le otorgó el premio Robert Levitt de la American Society of Magazine Photographers y en 1987 tuvo el reconocimiento del AIGA.

El legado de Alexey Brodovitch

Después de dejar la dirección de Arte de Harper’s Bazaar siguió enseñando, pero no realizó muchos trabajos de diseño. Murió en 1971 en un pueblo en el sur de Francia, en el que había pasado los últimos tres años de su vida.

El legado de Brodovitch es extraordinariamente rico. Sus diseños son muestra de elegancia e inteligencia en el diseño de revistas y siguen siendo inspiración para grafistas. Sin duda, Alexey Brodovitch fue unos de los grandes diseñadores que hizo que esta época fuera extraordinaria en el diseño de revistas.

Paula Mastrangelo

Soy Paula Mastrangelo, soy diseñadora gráfica y de tipos. Durante más de 15 años me ocupé de la dirección creativa en una agencia de publicaciones corporativas. Me gusta mi profesión, las revistas y todo lo que esto implica: historias bien contadas, fotografía, tipografía, infografía, ilustración y los contenidos que se presentan de manera original. Tengo la suerte de vivir un momento excepcional para los editores debido a los nuevos soportes; trato de entenderlos y mejorar la experiencia de lectura. No dudéis en enviarme un mail si creéis que podemos colaborar: hello arroba paulamastra.com